¿Cómo servir la cerveza perfecta?

¿Cómo servir cerveza?

Servir una cerveza adecuadamente es el primer paso para poder apreciar, catar y disfrutar apropiadamente de esta bebida. Servirla es prepararla para que la puedas disfrutar y puedas apreciar todos los aspectos en los que trabajó el cervecero para ofrecerte la mejor cerveza posible.

Para catar una cerveza, tienes que apreciar las siguientes características:

  • Color
  • Espuma
  • Claridad
  • Aroma
  • Sabor

Como puedes ver, para poder apreciar estas debes seguir la regla más importante: SERVIR LA CERVEZA EN UN VASO… SIEMPRE!!!!

Lo ideal es que el vaso sea de vidrio, para que puedas ver claramente su color y claridad. Esto te da las primeras pistas sobre el estilo de cerveza que vas a tomar. Por ejemplo, si es oscura sabes que se puede tratar de una Porter o Stout. Si es clara y turbia podría ser una Weissbier o un estilo Belga como una Saison.

Ya que sabes que toca servirla en un vaso, ahora te diremos cómo se sirve.

1. Enjuaga el vaso

Una vez elijas el vaso que vas a usar para tu cerveza, es recomendable enjuagarlo antes de servir. Esto no es solo para asegurarnos de que esté bien limpio. El agua que queda en el vaso forma una capa que permite que la cerveza, al ser servida, resbale por las paredes y no cree mucha espuma al principio.

2. Inclina el vaso a 45°

Cerveza siendo servida en vaso a 45 grados

Empieza sirviendo la cerveza con el vaso inclinado. Esto es para evitar que se haga espuma en exceso. De esta manera te aseguras de servir la cantidad adecuada de espuma. Aún así, trata de servirla con algo de vigor. Esto es para que la cerveza se oxigene un poco y suelte más aromas.

Al servirla, trata de apuntar hacia la mitad del vaso, ya que en este punto se forma un ángulo que permite que la cerveza caiga gentilmente.

Una vez esté hasta la mitad o un poco más, puedes:

3. Empezar a enderezar el vaso

Poco a poco ve ir enderezando el vaso para irlo llenando. Todavía es importante tener una baja cantidad de espuma, ya que en el siguiente paso nos encargaremos de eso.

4. Servir el final vigorosamente

Cerveza servida con espuma

En esta etapa, el objetivo es generar espuma. Para esto, es bueno alejar la botella o lata y servir desde bien alto. Esto permite que se genere espuma gracias a la fuerza con la que cae la cerveza.

Lo ideal es que la espuma sea de aproximadamente 2 centímetros de profunda. El cervecero hace su cerveza pensando en que el cliente final pueda saborear y oler la espuma. Es por esto también que servir la cerveza en un vaso tiene tanta importancia.

Una vez tengas tu cerveza servida apropiadamente, puedes disfrutar de todas las características que te puede ofrecer. Ya puedes ver el color y la claridad. Ya puedes acercar tu nariz y disfrutar de los aromas. Finalmente puedes tomar un sorbo con la cantidad de espuma adecuada para apreciar toda la experiencia que es tomar cerveza de calidad.

Si te interesa seguir aprendiendo lo básico sobre cerveza y enterarte de eventos y descuentos, recuerda suscribirte a nuestro newsletter. Encontrarás dónde suscribirte en esta misma página si subes un poco y buscas en la parte derecha de la pantalla.

Si ya estás suscrito, gracias por tu interés. No olvides comunicarte con nosotros por cualquier medio si tienes cualquier pregunta o sugerencia.

¿Te interesa aprender sobre cerveza?

Recibe en tu correo artículos sobre:

Procesos cerveceros
Estilos de cerveza
Consejos para tomar cerveza
Datos sobre la industria

También te avisaremos sobre eventos cerveceros, nuevos videos, contenido exclusivo, y eventos por live-stream. No te enviaremos más de un correo semanal.